5 tips para mejorar tu Homestudio

5 tips para mejorar tu homestudio

5 tips para mejorar tu Homestudio

En los últimos años la tecnología ha avanzado a pasos agigantados, teniendo como consecuencia que las actividades que realizamos diario sean cada vez más simples y rápidas para nosotros. Es de esperar que el universo musical no sea la excepción, y cada vez son más los productores y músicos que ven en el “Homestudio” una vía para la autogestión y la experimentación. En este artículo te tenemos preparados algunos tips para mejorar tu homestudio y sacarle el máximo provecho a tu espacio de trabajo:

5 tips para mejorar tu Homestudio

1. Piensa bien en que y como invertirás tu dinero

Es fácil saltar a la idea de armar tu homestudio y pasar tu tiempo comprando nuevos equipos para que finalmente no se adapten a tu ritmo de trabajo, no te acomoden o terminen en un rincón juntando polvo.

Antes de todo debemos tener claridad de que es lo que queremos hacer en nuestro estudio ¿Harás beats, locución, música electronica, demos? Si bien generalmente nos enfocaremos en la grabación o producción, hay áreas como la locución en la cual la dupla más importante es un buen pre-amplificador y micrófono, ya que queremos que las grabaciones sean de la mejor calidad posible, por lo que podemos prescindir o esperar un poco más para invertir en unos monitores de primera calidad. En el caso de quienes se dedican a la producción musical de linea más electrónica, la situación es contraria: para lograr buenas mezclas y buenas producciones necesitamos trabajar de la mano de buenos monitores, por lo que podríamos prescindir o esperar un poco antes de invertir grandes sumas de dinero en un micrófono de alta gama que quizás no usaremos al empezar.

Este principio aplica a toda área de equipamiento necesario para tu estudio, según tu acercamiento a la producción deberás priorizar las distintas areas importantes para ti y tu proyecto.

 

2. Posicionamiento de Monitores

Al momento de montar tu estudio uno de los elementos más importantes siempre serán tus monitores y/o audífonos. Finalmente, todo el audio que escuches vendrá de alguna de estas fuentes. Pero, no por invertir en unos buenos monitores los resultados serán ideales, el posicionamiento de estos será un factor crucial para tener los resultados que esperamos y mejorar tu homestudio.

Al posicionar tu nuevo equipo deberás fijarte que los monitores y tu cabeza estén a la misma altura, formando un triángulo equilátero con tu cabeza como pieza central. Enfoca los altavoces hacia tus oídos y busca el punto de equilibrio donde se escuchen todos los detalles de tus producciones.

Si tienes espacio, intenta despegar los monitores de la pared, si están muy cerca de esta tendrás la señal directa de los altavoces sumada con la señal que rebota de la pared. Para evitar este rebote directo, coloca material absorbente entre el monitor y la pared. Según tu presupuesto podrás forrar la pared detrás de los altavoces con frazadas, telas o material absorbente creado para estos casos.

Prueba cambiando la posición de los monitores a tu gusto personal, pueden estar más separados o juntos (más grande o más pequeño el triángulo) y deja que tus oídos te ayuden a decidir que es lo que te acomoda más.

 

 

3. Computador, el cerebro de la operación

En un estudio el computador puede ser nuestro mejor aliado o el mayor obstáculo. Este será el encargado de procesar y almacenar gran parte del trabajo que hacemos, por lo que una mala elección puede ser desastrosa.

Existen cientos de elementos a considerar a la hora de elegir al cerebro de nuestro Homestudio y por más que las especificaciones de este, ya sea RAM, capacidad de procesamiento y almacenamiento, son vitales al momento de seleccionar a nuestro compañero, hay otro elementos a considerar como:

  • Conectividad: 

    Por más poderoso que sea un equipo, si tiene únicamente una entrada USB tendremos problemas al momento de conectar nuestro mouse, teclado, interfaz, controlador, sintetizadores u otros elementos. Recomendamos siempre tener en mente que equipos usarás de forma constante y sus conexiones a la hora de elegir tu computador.

  • Compatibilidad:

    El mercado está lleno de opciones y es fácil dejarse llevar con cualquiera de ellas sin considerar un factor muy importante: la compatibilidad. Muchas veces hemos visto a productores con problemas ya que la interfaz que tienen no funciona con su sistema operativo o intentando que programas como Logic Pro funcione de forma nativa y estable en Windows. Al momento de seleccionar tu computador hay que tener en mente que programas usarás de forma frecuente, con que equipos dispones y su compatibilidad con tu computador.

  • Portabilidad:

    Muchas veces vas a querer colaborar en estudios ajenos, aprovechar ese viaje en bus para mezclar los últimos detalles o simplemente juntarte con amigos y hacer música en cualquier lugar. Algunos solucionan esto usando dos computadores distintos, uno fijo para el estudio y uno portatil, pero no todos cuentan con ese presupuesto. Ten esto en mente antes de encontrarte desconectando tu computador de torre y echandolo en un bolso para llevar a otro lugar.

  • Expansibilidad: 

    La tecnología avanza y es posible que el computador que usabamos hace 5 años ya no aguante las herramientas modernas que se usan en la música. Si te adelantaste a esto y conseguiste un computador que tiene cubiertos los próximos 15 años de avances tecnológicos esto no será un problema pero es posible que un día de estos tu computador necesite un empujón, ya sea mas RAM, un nuevo procesador o una renovación total de sus componentes para mantenerse vigente. La posibilidad de expandir, reemplazar y cambiar elementos de tu computador se hace cada vez mas relevantes y es un factor a considerar al momento de elegir a tu compañero de estudio.

 

4. Mantén tu espacio de trabajo ordenado

Esto es algo importante no sólo en cabinas y estudios sino en cualquier lugar, como tu casa, tu puesto de trabajo, tu escritorio, etc. Un lugar ordenado te hará concentrarte de una forma mucho más sencilla y hará que trabajes mucho mejor, porque te sentirás a gusto trabajando allí. No sirve de nada tener el sitio perfecto con todo montado, si luego tienes ropa sin recoger por encima del equipo, cables desordenados por encima de la mesa, no te puedes sentar porque hay cajas o no puedes encontrar el cable específico que necesitas porque estaba debajo de otra cosa… En definitiva, algo que no debería decirse porque es obvio pero que mucha gente pasa por alto de todas formas e impide que logres mejorar tu homestudio.

 

5. Elige bien el lugar

Esto es una de las partes más importantes ya que si eliges un sitio en el que te sientas a gusto quedará plasmado en tus producciones. Parece que no, pero influye mucho el estado de ánimo en que te encuentres a la hora de crear.

Deberías elegir lugares en los que quepa tu equipo perfectamente, sin paredes que hagan que los sonidos reboten y te generen un ruido molesto en tus oídos; idealmente un espacio con iluminación natural, poco transito y alejado del ruido, tanto de la calle como de tu casa… En definitiva, un lugar donde te sientas a gusto a la hora de trabajar en tus proyectos.

 

Esperamos que estos datos ayuden a mejorar tu homestudio y puedas subir el nivel para no solo tener mejores resultados sonoros sino tambien un flujo de trabajo ideal en tu espacio.

¿Que te parecen estos tips? ¿Tienes alguna recomendación para el homestudio perfecto?

Compartir esta entrada

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *